Llámanos a Cabina: 809-565-1077

Un artefacto explosivo casero provoca caos en la sede neoyorquina de la CNN

"Observé una marabunta de gente y luego todo el mundo nos dijo que teníamos que salir de ahí"

Nueva York, 24 oct (EFE).- “Ha saltado una alarma de fuego aquí. (…) Vamos a averiguar qué pasa y volvemos en unos segundos”, decía en directo el presentador de CNN Jim Sciutto, mientras se veía a los trabajadores de la emisora de televisión evacuar la sala a sus espaldas.

Así comenzó la jornada en uno de los medios de comunicación más relevantes de EE.UU., con una evacuación de emergencia después de que se alertara de la recepción de un paquete sospechoso, al parecer artefacto explosivo casero, en el edificio Time Warner Center, la sede neoyorquina de CNN.

El artefacto, que extrañamente se había enviado a la CNN pero dirigido al exdirector de la CIA John Brennan, se interceptó en la sala de correos del edificio y desató una rápida respuesta de las autoridades estadounidenses.

“Observé una marabunta de gente y luego todo el mundo nos dijo que teníamos que salir de ahí”, dijo a Efe una de las testigos del suceso que se encontraba en el edificio participando en una reunión de activistas.
“Ahora estamos todos aquí esperando y pensando ‘oh dios mío'”, exclamó la neoyorquina, que se identificó como Anaya.

Tras la alerta, cientos de personas esperaban en los alrededores del Time Warner Center, situado muy cerca de una de las principales entradas al Central Park, para ver cómo las fuerzas del orden acordonaban la zona y registraban cada rincón.

Policías federales, estatales y locales mantenían los aledaños del edificio fuertemente vigilados mientras las unidades caninas olisqueaban vehículos y papeleras y los agentes de movilidad trataban de mantener la fluidez del tráfico.
El día de hoy, en el que también se enviaron paquetes sospechosos de ser explosivos tanto a Hillary Clinton como a los Obama, se produce cuando está cerca de cumplirse el primer aniversario del atentado de la Gran Manzana que se cobró la vida de ocho personas, cinco de ellas de un mismo grupo de amigos argentinos.

Algunos de los trabajadores de la CNN se negaban a regresar a sus casas tras la evacuación de sus oficinas. “Somos gente de los medios, ya sabes. Nos interesa saber lo que pasa”, dijo a Efe una de las empleadas de la cadena, que pidió permanecer en el anonimato al no estar autorizada a hablar con la prensa.

“Nos están diciendo que no esperamos volver a entrar en el edificio hoy, y quizás hasta dentro de una semana”, contaba la periodista, que describió una alarma de incendios seguida de una voz que exigía una evacuación inmediata.

Otros se quejaban de la falta de seguridad en el edificio y del nerviosismo que se vive actualmente en EE.UU., donde la tensión se ha intensificado tras las últimas elecciones presidenciales, que ha enfrentado a varios sectores de la sociedad. Precisamente, dentro de pocos días, el 6 de noviembre, hay elecciones legislativas.

“Debería haber más seguridad porque el artefacto lo encontraron cuando ya estaba dentro del edificio”, opinó Javier Sanabria, de 41 años, que en el momento en el que saltó la alarma se encontraba en la azotea de la gran torre que remata el Time Warner.
“Estoy viendo que EE.UU se está convirtiendo en una bomba de relojería, y está claro que en algún momento va a pasar algo”, agregó.

Por su parte, el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, dijo en una rueda de prensa que lo sucedido es “claramente un acto terrorista”, mientras que el gobernador del estado, Andrew Cuomo, señaló que dado el “patrón” de los incidentes ocurridos en las últimas horas no “sorprendería que más dispositivos aparezcan”.

Mientras, las autoridades afirmaron estar desplegando sus medios por todo Nueva York, pero solicitaron también colaboración ciudadana y “cualquier información sobre el incidente de hoy”.

“Si alguien ve algo sospechoso, que por favor llame al 911”, urgió la Policía de Nueva York en su cuenta de la red social Twitter.

Helen Cook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *