Deportes.- El Campeonato del Mundo de Rallys de 2022 se reanuda entre el viernes y el domingo con el Rally de Suecia, prueba que regresa al certamen tras un año de ausencia por la pandemia, y lo hace sin los dos primeros de la tabla, los franceses Sebastien Loeb y Sebastien Ogier y muy cerca de Círculo Polar Ártico y con temperaturas muy por debajo de cero en la ciudad anfitriona de Umeå.

La única carrera del Mundial que se disputa sobre nieve y hielo se desplaza esta vez a los bosques del norte de Suecia, en un territorio desconocido para los coches de la nueva era híbrida.

Nunca antes el Rally de Suecia, que en 2021 no se disputó por la pandemia, había estado tan cerca del Círculo Polar Ártico. Los tramos en la región de Västerbotten se presentan como un desafío de primer orden para los equipos en un extraordinariamente veloz rally, en el que los pilotos aprovechan los taludes de nieve para facilitar la estabilidad de unos coches calzados con neumáticos con clavos.

Tras ganar la prueba inaugural, el Rally de Montecarlo, del 20 al 23 de enero, el veterano Sebastien Loeb (Ford Puma Rally 1), de 47 años y nueve veces campeón, es el líder del campeonato, pero como estaba previsto no competirá en esta prueba, al igual que su compatriota, defensor del título y ocho veces ganador del campeonato, Sebastien Ogier (Totota GR Yaris). Ambos pilotos franceses afrontan en 2022 sendos programas limitados de carreras.

En ausencia de Ogier, el líder del equipo Toyota es el joven finlandés Kalle Rovanperä, que será el encargado de abrir pista. “Empezamos primeros en las carreteras y tendremos que hacer algo de limpieza de la carretera el primer día”, dijo sobre el hecho de tener que pasar primero por caminos nevados, lo que deja unas mejores condiciones a los que salen por detrás.

“En los entrenamientos empezamos de cero con la configuración de la nieve para el nuevo coche y nos pareció un poco difícil de conducir al principio. Pero, junto con nuestros compañeros de equipo, creo que hemos dado algunos pasos en la dirección correcta durante las dos pruebas”, señala Rovanperä, en declaraciones que difunden los organizadores del Mundial.

Entre esos compañeros de equipo está el británico Elfyn Evans, que hace dos a ganó esta carrera y que espera recuperarse de un decepcionante inicio de temporada en Montecarlo, donde fue vigésimo primero.

Otro finlandés, Esapekka Lappi, regresa a la alineación de Toyota por primera vez desde que dejó el fabricante japonés a finales de 2018, mientras que el japonés Takamoto Katsuta conduce otro GR Yaris.

El equipo M-Sport Ford estará encabezado en Suecia por el irlandés Craig Breen al volante de un Puma con el que quiere aumentar su racha de cuatro podios consecutivos.

Junto a Breen estarán el británico Gus Greensmith, que en Montecarlo ganó su primer tramo mundialista, y el francés Adrien Fourmaux, accidentado aparatosamente en el Montecarlo.

Thierry Neuville lidera el equipo Hyundai Motorsport a los mandos de un i20 N. El belga fue el mejor de la marca sucoreana en Montecarlo y tendrá de nuevo como compañeros al estonio Ott Tänak, campeón del mundo en 2019, y el sueco Oliver Solberg, que corre en casa.

Umeå acoge la salida ceremonial este jueves por la tarde. A continuación, las tripulaciones se enfrentarán a 17 tramos cronometrados, que cubren 264,81 km, entre el viernes y el domingo.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7