Seúl.- El Banco de Corea (BoK) mantuvo intactos los tipos de interés en el 1,25 %, aunque incrementó su previsión inflacionaria para este año y advirtió que un empeoramiento de la situación en Ucrania puede comprometer el ritmo de la recuperación.

Como era de esperar, la junta de política monetaria del organismo mantuvo intacto el referencial, aunque incrementó en un punto y una décima su pronóstico inflacionario para 2022 hasta situarlo en el 3,1 %.

Es la primera vez desde abril de 2012 que la previsión de subida de precios se sitúa por encima del 3 % en Corea del Sur, lo que incrementa la expectativa de que el BoK suba los tipos en los próximos meses.

La entidad ya incrementó la tasa de referencia en un cuarto de punto en enero, la tercera de este tipo que realiza desde el pasado agosto y que ha situado el precio del dinero en el país asiático en niveles prepandemia.

Tras la reunión, el gobernador del BoK, Lee Ju-yeol, explicó en rueda de prensa que la situación en Ucrania ha incrementado ya de por sí los precios del crudo y que esto se refleja en la subida del pronóstico inflacionario para este año.

También mostró su preocupación por los efectos que la escalada del conflicto en Ucrania pueda tener en los precios y en la economía surcoreana.

En todo caso, por el momento el BoK mantuvo por el momento sin cambios su previsión de crecimiento para el producto interior bruto (PIB) surcoreano en 2022 en el 3 %.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7