Macron anuncia plan de urgencia para la sanidad

Internacional

Por EFE |

Macron anuncia plan de urgencia para la sanidad

París.- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció un plan de urgencia para la sanidad, con más inversión y actuaciones firmes, en respuesta a la protesta de miles de trabajadores del sector que salieron este jueves a la calle para defender el sistema sanitario público y denunciar sus condiciones laborales.

"He escuchado vuestra rabia", aseguró Macron, quien informó de que se reforzará de manera urgente la reforma sanitaria impulsada hace un año, la cual, reconoció, "no va con la rapidez esperada".La nueva estrategia será presentada el próximo miércoles por el primer ministro francés, Edouard Philippe, en Consejo de Ministros. 

"Necesitamos trabajar con determinación y llevar a cabo acciones firmes", afirmó Macron en un discurso en el noroeste de Francia, donde se encontraba conmemorando el 101 aniversario del fin de la Primera Guerra Mundial
Insistió en la importancia de preservar los hospitales públicos porque, si no funcionan, "el sistema de salud francés tampoco", y consideró que hay que invertir más.

Reconoció el trabajo y compromiso de los empleados del sector y dijo que sabe que sus condiciones laborales son a veces "casi imposibles", en referencia a turnos de hasta diecisiete horas en el caso de enfermeros o residentes. 

El anuncio de Macron se produjo en una jornada en la que miles de trabajadores del sector sanitario francés se manifestaron por todo el país. 

La protesta -convocada por once sindicatos del sector- reunió a médicos, enfermeros, personal de emergencias, cuidadores y miembros del mundo educativo sanitario, que demandaron al Gobierno medidas urgentes ante la crisis hospitalaria. 

La marcha dejó patente el sentimiento de hartazgo generalizado en el gremio, que afecta a todos los puestos de los hospitales, con pancartas con lemas como "Nuestros hospitales se ahogan" o "Actuar por la sanidad pública". 

"Protestamos por la falta de medios y de personal, por salarios estancados y por una situación profesional precaria que afecta a los cuidados de los pacientes, que somos todos. Estamos viviendo un momento de represión social", dijo a Efe la enfermera Nabila, en la marcha de París. 

"Los hospitales no son para ganar dinero", señaló Philippe, fisioterapeuta en un centro de la capital y que ha constatado una degradación del sistema público de salud desde hace quince años, "pero -alertó- en los últimos cinco ha caído en picado".  

Para Mónica Lozano, una fisioterapeuta española que lleva quince años trabajando en Francia, "cada vez hay más contratos temporales gestionados por entidades privadas y menos contratos indefinidos públicos". 

El Gobierno de Macron se enfrenta así a otra protesta, que se suma a las manifestaciones estudiantiles y a las del movimiento de los "chalecos amarillos", que este fin de semana celebra su primer aniversario.
Además, el próximo 5 de diciembre el sector ferroviario ha convocado una huelga general indefinida.

Comentarios