Quito.- La operación militar rusa en Ucrania, que amenaza con escalar el conflicto, podría marcar los nuevos límites entre el Este y el Oeste en el mapa geopolítico y económico mundial, opinó el catedrático ecuatoriano Pablo Dávalos.

“Creo que la frontera entre occidente y oriente se está fijando con la guerra en Ucrania”, donde “Rusia irá hacia el Este, hacia China”, mientras Europa se arrimará más a Estados Unidos, en una lucha por la hegemonía, remarcó Dávalos en diálogo con Efe.

El conflicto que estalló este jueves es un “parte aguas para la humanidad”, en el que se desnudan problemas estructurales en el poder de Occidente, así como el surgimiento de un Este liderado por China, añadió el docente e investigador de la Universidad Nacional de Chimborazo (Unach).

Para él, “China está desplazando a occidente” y ya se ha consolidado como, al menos, la segunda economía más importante en el mundo, mientras que Estados Unidos ha perdido terreno político incluso en América Latina.

“China tiene más recursos y genera créditos sin condiciones”, por lo que se ha convertido en una de las principales fuentes de financiación en la región y en el mundo, agregó el catedrático.

Sin embargo, insistió en que ese replanteo de fuerzas en el panorama geopolítico mundial, a través de una operación armada, podría traer duras consecuencias.

“En la guerra no hay ganadores”, más aún cuando en el escenario se encuentran las mayores potencias nucleares del planeta, advirtió Dávalos, aunque dijo creer que es muy difícil que el conflicto en Ucrania escale a esos niveles.

Occidente y Rusia “se van a mostrar los dientes, las garras” y de ese enfrentamiento es posible que emerja un nuevo polo de poder, reiteró el economista.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7