Washington.- La mortalidad materna creció el 14 % en Estados Unidos durante 2020, el primer año de la pandemia, y ese aumento fue del 41 % en el caso de las mujeres latinas, informaron este miércoles las autoridades sanitarias estadounidenses.

Estados Unidos es el país desarrollado con una mayor tasa de mortalidad materna, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en las últimas tres décadas, su índice de fallecimientos relacionados con el embarazo o el parto ha ido en aumento.

En 2020, se identificó a 861 mujeres que murieron por causas maternas en el país, el 14 % más que en 2019, cuando fueron 754 las fallecidas, según un informe publicado este miércoles por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés).

La tasa de mortalidad en 2020 fue de 23,8 decesos por cada 100.000 nacimientos vivos, frente a los 20,1 fallecimientos del año anterior, precisa el documento, elaborado por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, que forma parte de los CDC.

El aumento fue del 41 % en el caso de las latinas, que tradicionalmente han tenido una tasa de mortalidad inferior a la de las mujeres blancas y negras.

En 2020 murieron 158 mujeres latinas por causas maternas, frente a las 112 del año anterior, y su tasa de mortalidad se situó en 18,2 fallecimientos por cada 100.000 nacidos vivos, un notable aumento respecto a los 12,6 de 2019.

Eso implica que la tasa de maternidad de las hispanas casi iguala a la de las mujeres blancas, que es de 19,1 fallecimientos por cada 100.000 nacidos vivos, y que apenas aumentó ligeramente durante 2020, porque el año anterior era del 17,9.

Las mujeres afroamericanas siguen siendo las más afectadas por la mortalidad materna en Estados Unidos en términos proporcionales: su tasa de muertes por cada 100.000 nacimientos vivos fue de 55,3 en el primer año de la pandemia, con 293 fallecimientos por causas maternas.

Eso supone un aumento de casi el 22 % respecto a las 241 mujeres negras -sin etnicidad hispana- que murieron en 2019, de acuerdo con los datos del informe.

Más de un tercio -el 34 %- de las mujeres que murieron por causas maternas en 2020 eran negras, a pesar de que los afroamericanos solo representan el 13 % de la población de Estados Unidos; mientras que el 18 % de las fallecidas eran latinas, una proporción idéntica a la de su peso demográfico en el país.

Los CDC “todavía no han examinado completamente” si la pandemia pudo contribuir al aumento de la mortalidad materna, indicó a la cadena CNN un portavoz del Centro Nacional de Estadísticas de Salud.

Aunque las mujeres embarazadas tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad grave si contraen la covid-19, y las vacunas todavía no estaban disponibles en 2020, el portavoz subrayó que puede ser “difícil discernir” hasta qué punto contribuye una infección con ese virus a la mortalidad materna.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7